Conseguir que el bosque de la isla de Flores vuelva a su ser

Indonesia

Ayudar a los habitantes de la isla de Flores a reforestar su bosque y a mejorar su calidad de vida

Vivir con los árboles

 

Cuando desaparece el bosque...

Si sobrevolamos la isla de Flores, veremos unas increíbles superficies repletas de árboles. Pero seguramente, en otros momentos del año, también veremos incendios devorando la vegetación a su paso. Todos los años, ya sea para el cultivo de arroz o para facilitar la caza, el bosque pierde terreno.

 

 

¿Se puede evitar su desaparición? La asociación Cœur de Forêt (Corazón de bosque) lo tiene claro. Ha decidido cambiar el destino de este bosque y permitir a sus habitantes que encuentren motivos para vivir en armonía con él. 

 

10 000 nuevos árboles

Klorane Botanical Foundation se une a los esfuerzos de Cœur de Forêt para reforestar parcelas y conseguir nuevas cosechas. El primer paso consiste en la replantación de árboles. Y no unos pocos, sino varios miles en tres años a través de la agrosilvicultura. Esta técnica permite combinar diversas variedades de cultivos, en los que los árboles, en una simbiosis, favorecen el equilibrio del ecosistema.

 

 

¿Dónde se plantan? Los lugares estratégicos normalmente están cerca de fuentes de agua para su protección. De hecho, como la conservación del agua es una prioridad tan importante para la biodiversidad y el mantenimiento de los ecosistemas, y los árboles tienen la capacidad de brindar protección al agua, resulta bastante beneficioso plantearse la reforestación desde esta óptica.

 

El cultivo sostenible de la galanga, una nueva opción para generar ingresos

Para que el bosque perdure en el tiempo, una de las claves es poder vivirlo, ya que si lo vivimos, sentimos la necesidad de hacerlo crecer y prosperar en lugar de deforestarlo para su sustitución por otras especies con otras actividades en mente. Una de las etapas clave del programa consiste en estudiar el desarrollo de una nueva línea de actividad relacionada con el cultivo de la Alpinia Galanga.
 

 

Con una producción y un uso sostenible de este recurso aún sin explotar en la lista, se trata de una actividad económica llena de posibilidades. Además, trae consigo ingresos pero también nuevas perspectivas para las nuevas generaciones que tendrán la posibilidad de quedarse a vivir en la isla y no tener que emigrar.

 

 

Mano a mano con los niños

Talleres para los más jóvenes

El futuro de la isla también dependerá de los que hoy son niños. ¿Y acaso hay algo más bonito que transmitirles el amor por la protección de la biodiversidad? El programa de la isla de Flores también brinda la posibilidad a 80 estudiantes de participar en talleres organizados por la asociación Puge Figo, sucursal local de Cœur de Forêt.

Conservar la sabiduría del bosque

Al alejarse del bosque, las nuevas generaciones también se pierden las valiosas enseñanzas que este le puede ofrecer: tradiciones locales y sus secretos botánicos para cuidar su salud y bienestar. El mantener este vínculo también nos asegura la protección de toda la riqueza que alberga.

 

 

Nuestros colaboradores

Remontarse