La elaboración de un herbario

Identificación de la naturaleza

Quién se sienta interesado por la botánica seguramente habrá ojeado las páginas de un herbario. Esta colección de plantas secas entre las hojas de papel de un compendio es la herramienta más antigua del naturalista.

Los antiguos griegos ya creaban herbarios para organizar sus estudios sobre las plantas. Hoy en día, el término herbario también se refiere al establecimiento o institución que se encarga de conservar una colección de este tipo.

Las colecciones de herbarios son herramientas indispensables para el conocimiento del patrimonio vegetal y constituyen tesoros patrimoniales que Klorane Botanical Foundation quiere proteger. Poco después de la creación de la fundación en 1994, también se realizó una donación al Museo de Historia Natural de París para la restauración de parte del Herbario de las Solanáceas de Asia bajo la dirección del profesor Lu An Min.

 

¿Qué es un herbario?

Un herbario es una colección de plantas secas que se conservan aplastadas entre hojas de papel. Cada planta incluye su nombre científico y su nombre común (o nombre vernáculo).

El herbario es un catálogo de la diversidad de plantas de la tierra. Sirve para identificarlas y recordarlas.

 

Cómo se hace un herbario

Hacer un herbario resulta sencillo y emocionante. Basta con seguir algunos consejos que aquí ofrecemos para tener su propio herbario y conocer mejor el mundo de las plantas.

Cómo recolectar las plantas

Antes de recolectar todo o parte de una planta, asegúrese de que no esté protegida o en peligro de extinción. De hecho, la recolección de ciertas especies de plantas silvestres está prohibida por ley para evitar su escasez o extinción, así como la degradación del medioambiente. Algunos lugares públicos o privados requieren un permiso para tomar muestras. Una vez localizadas las plantas, si pueden recolectarse, hay que hacerlo con la máxima delicadeza, sin arrancarlas, para que las hojas o pétalos no se desprendan. En ciertas plantas especialmente voluminosas, es mejor conformarse con el tallo florido con algunas hojas. En el caso de un árbol, por ejemplo, solo se tomará una rama con hojas. A continuación, coloque el material recolectado en una caja o cesta, con cuidado de no dañar la planta. Con ayuda de una flora, puede identificar la planta recolectada.

Cómo secar las plantas

Este es un paso importante porque el secado permitirá la buena conservación de las plantas. Para ello, coloque una hoja de papel secante sobre 5 o 6 hojas de papel periódico. Coloque con cuidado la planta sobre el papel secante de forma que quede totalmente plana, cúbrala con una nueva hoja de papel secante y otras 5 o 6 hojas de periódico (también se puede usar un antiguo anuario para secar las plantas en su interior). Prense el conjunto con 3 o 4 libros pesados. Solo queda esperar 10 o 15 días para que las plantas se sequen bien cambiando el papel secante cada 2 o 3 días.

Cómo finalizar su herbario

Ahora llega el momento de la recompensa: el descubrimiento de la planta seca. Tras levantar con cuidado las hojas de papel de periódico y de papel secante, tome suavemente la planta y péguela en una página del herbario con un poco de pegamento o papel adhesivo. También puede coser la muestra a la hoja con varias puntadas. Anote cuidadosamente en la etiqueta de la parte inferior de la página el nombre de la planta, la fecha de recolección y dónde la encontró.

 

Ver otras lecciones

 

 

 

 

 

Remontarse