Las principales características de las coníferas

Las hojas

Las coníferas tienen hojas que denominamos: “agujas” o “escamas”

El aspecto de las agujas varía según de que especie se trate.

 

Hoja lineal

Pueden ser cortas o largas, con una punta afilada como una aguja de coser.

Hoja acicular

Son más o menos aplanadas, con puntas rotas.

Hoja escuamiforme

Las escamas son generalmente planas y muy cortas, y están apretadas entre sí.

La mayoría de las coníferas tienen un follaje "persistente". Permanecen verdes en todas las estaciones porque las hojas viven varios años y no todas caen al mismo tiempo en otoño, a diferencia de los árboles de hoja caduca.

Estas coníferas sustituyen sus hojas, que caen gradualmente durante el año, por nuevas agujas o escamas que crecen.

 

No obstante, algunas especies (ej: el Alerce) son de follaje “caducifolio”, como los árboles de hoja caduca. Sus hojas amarillean en otoño y caen todas a la vez, quedándose el árbol sin hojas durante el invierno. Estas coníferas renuevan sus hojas cada año.


 

 

 

 

Blossom

Las flores pueden ser machos o hembras y no tienen pétalos.

Pueden encontrarse en la misma planta (especie monoica) o en dos plantas diferentes (especie dioica).


 La mayoría de las coníferas son especies monoicas.

 

Inflorescencias hembras

Consisten en escamas blandas, superpuestas y de colores brillantes que forman una especie de cono inmaduro (llamado estrobo) que contiene los órganos reproductores (óvulos). Los óvulos no están encerrados en un ovario.

 

Conos macho

Generalmente más pequeños que los conos femeninos, contienen polen en polvo transportado por el viento.

 

 

Una vez fertilizados, los conos femeninos se convierten en conos maduros que contienen semillas reales, mientras que las inflorescencias masculinas se secan y caen cuando se libera el polen.

 

 

Los conos

El cono, que a menudo se refiere al "fruto" de las coníferas, no es un fruto real en sentido estricto. En botánica, el fruto es el órgano que contiene las semillas y que resulta del desarrollo del ovario después de la fertilización, pero no hay ovario en las gimnospermas.

 

 

Los conos maduros están formados en su mayoría por escamas leñosas en cuya base se colocan las semillas. Sin embargo, su tamaño, forma y color varían considerablemente de una especie a otra.Las escamas pueden ser carnosas, dando a la fruta una apariencia de bayas (por ejemplo, el enebro). En el tejo, las semillas están aisladas y rodeadas por una envoltura llamada "arilo".
 

 

Una vez que han alcanzado cierto grado de madurez, los conos se abren extendiendo sus escamas (p. ej..: El Pino) o por desacoplamiento, copo a copo (p. El abeto, el cedro) permitiendo que las semillas

Las semillas son a menudo aladas para una mejor dispersión con el viento. Otras son ingeridas por los animales y luego pasan a través de sus heces.

 

La madera

Las coníferas son plantas leñosas o "madereras".

Su madera contiene, a menudo, resina, una sustancia químicamente compleja, que ayuda a combatir los parásitos y a curarse después de una lesión, de ahí su denominación corriente
Las coníferas son explotadas comercialmente por su madera blanda, ya que es la principal fuente de madera utilizada en la construcción y en la pasta de papel.


 Ver otras lecciones

 

 

 

Para profundizar…

Remontarse