Resucitar semillas antiguas

Grecia

Utilizar las tecnologías modernas para regenerar especies desaparecidas de la naturaleza.

 

¿Quién no ha soñado alguna vez con resucitar a un ser vivo que está extinguido?

Es el desafío que hemos lanzado en el campo de lo vegetal asociándonos para esta acción con el Conservatorio Botánico Nacional de Brest…

En efecto, sabemos que hoy algunas semillas tienen una longevidad muy elevada y a veces pueden germinar después de varios decenios o siglos. Por tanto, es posible regenerar especies extinguidas en la naturaleza a partir de fragmentos todavía vivos de semillas encontradas…

Buscando de semillas en Grecia

Ante todo hay que encontrar y seleccionar las semillas que vamos a intentar resucitar. Se da prioridad a las especies extinguidas o a punto de extinguirse, naturalmente. Se trata de salir a buscar semillas en los herbarios (conservadas en jardines botánicos, facultades de farmacia, museos) o en el suelo (arropadas por el aire se conservan durante más tiempo). Pero ¿dónde buscar? Nosotros elegimos Grecia para aumentar al máximo nuestras probabilidades, concretamente por los incendios frecuentes en el país (que permiten conservar semillas en el suelo) y las numerosas excavaciones arqueológicas que se han realizado y que permiten acceder con más facilidad a semillas enterradas.

Primeros intentos

Una vez recolectados los granos, la suerte está echada. Éste es el primer enfoque metodológico de este tipo en el ámbito de la investigación aplicada a las especies vegetales extinguidas: los protocolos son innovadores y, por tanto, no están anquilosados. Combina un examen que permite saber si las semillas tienen posibilidades de germinar a pesar de su edad, y un intento concreto de cultivarlas de nuevo.

 

Etapa 1: Detectar el potencial de vida

Las semillas se estudian en laboratorio con el fin de detectar indicios de vida. Los métodos utilizados son innovadores y están en fase de perfeccionarse: se trata de revelar trazas de vida mediante el uso de colorantes específicos o sondas fluorescentes que sirven para valorar las células vivas, o analizando la actividad de las células. En los dos casos, se trata de protocolos de microscopio.

 

Etapa 2: Resucitar los granos en el laboratorio

Si el examen de las semillas indica que todavía hay vida presente en las células, se cultivan in vitro para regenerar plantas jóvenes. Estos protocolos de biotecnología vegetal también son innovadores y especialmente difíciles de llevar a cabo.

 

Una acción conjunta

Este programa de resurrección de semillas ya estaba empezado antes de unirnos nosotros: es el proyecto Lazare, llevado a cabo por el Conservatorio Botánico Nacional de Brest desde 2013. No es la primera vez que unimos nuestras fuerzas a las de conservatorio; con ellos, impedimos que la caléndula de Sicilia desapareciera de su isla natal y reintroducir en Isla Mauricio plantas extinguidas.

 

 

 

 

Proyecto

Una serie web sobre el herbario más grande del mundo

Grabar para el público general la renovación del herbario más grande del...

Descubrir
Remontarse