El Despertar de las semillas de peonías salvajes

Para proteger las peonías salvajes, activamos sus semillas

En el reino de la Peonía, la reina se muere

Si hay una flor simbólica y célebre en China esa es la peonía. La bella flor hace siglos que se ganó el corazón de los chinos y no se contenta con ser bonita, sino que los ayuda en su vida diaria. Sí, la peonía salvaje, según las variedades, posee virtudes medicinales que rivalizan con su estética y se utilizan mucho en la medicina china tradicional.

Por desgracia, muchas especies salvajes están amenazadas. Las cifras son claras: el número de flores no cultivadas disminuye cada año. Por poner un ejemplo, sólo quedarán 500 ejemplares de la Paeonia sterniana, una especie de peonía salvaje que sólo brota en el Tibet. Para salvaguardarla, la Klorane Botanical Foundation se asocia a un actor clave de su protección, el Instituto de Botánica de la Academia China de Ciencias de Pekín.    

Facilitamos el nacimiento de nuevas flores

Comprender la dormancia de cada variedad

Hay tres motivos principales que justifican el declive de las peonías salvajes. Ante todo son muy codiciadas por el hombre, que las cogen por sus virtudes medicinales a menudo convencidos de que la especie salvaje es más eficaz que la cultivada. Como tantas otras flores, el hábitat natural de la peonía salvaje también se está degradando y es cada vez menos propicio para la supervivencia de la planta. 

Por último, el tercer motivo está relacionado sobre todo con la peonía sterniana: le cuesta reproducirse sola en la naturaleza. ¿La causa? Sus semillas son durmientes y bien recalcitrantes. Como todas las semillas durmientes, pueden germinar tras un periodo de reposo en el medio que las alberga, como si la semilla se pusiera en pausa (de ahí el nombre durmiente), un poco como un animal que hiberna. Y son con toda claridad particularmente difíciles de despertar de forma natural…

Para ayudarlas a multiplicarse, lo primero es comprenderlas para poder encontrar medios para evitarle a la flor este periodo de dormancia. Los investigadores del instituto que la han estudiado la comparan con una especie cercana que germina con mucha más facilidad.
 

En el laboratorio, se interesan por cada fase de la germinación, comparando los diferentes parámetros de cada fase de las peonías estudiadas: sus hormonas endógenas, los genes expresados y las proteínas implicadas. Su conclusión es incontestable: si a nuestra peonía le cuesta germinar, la clave está a nivel molecular. Este descubrimiento es un primer paso hacia la conservación de la peonía.

Cultivo y selección con vistas a la propagación

Con estos datos en la mano, es posible prever la recuperación de poblaciones normales de peonías salvajes. La idea es prepararse para multiplicar a especie sterniana.

 

Para ello, habrá que encontrar un buen método de cultivo in vitro para repoblar llanuras y campos. En paralelo al estudio sobre la dormancia, los investigadores realizan un segundo estudio: han elegido observar una especie ya domesticada, la Paeonia lactiflora.

Estudian diferentes métodos de multiplicación in vitro en torno a tallos y yemas para su propagación en la naturaleza después de la aclimatación.

Este estudio permitirá elegir los mejores métodos para la Paeonia sterniania.

Paeonia sterniana H.R. Fletcher

Familia : Paeoniaceae

Esta peonía salvaje es una planta herbácea vivaz. Crece particularmente en el Tibet y produce unas flores blancas y a veces rosas. ¡Sus famosas semillas durmientes son azules!

La peonía: símbolo de China

Existen muchas leyendas alrededor de esta flor, entre ellas que algunas variedades se vencían por varios kilos de oro bajo el reinado del emperador Yang-Ti. La flor, símbolo de riqueza y honor, es también aclamada por sus virtudes medicinales, concretamente por sus virtudes medicinales, concretamente por las propiedades antibacterianas y calmantes de sus raíces.

Proteger una flor es preservar la biodiversidad

¿Por qué tanto ahínco por preservar una pequeña flor? Porque la velocidad a la que extinguen nuestras especies vegetales en el mundo se acelera cada año. Para mantener la biodiversidad que alimenta nuestros cultivos, pero también para la supervivencia de nuestra especia y las especies animales, todos los gestos cuentan: es conservando cada especie que podemos esperar conservar la totalidad de las mismas.

 

 

Nuestros colaboradores

Remontarse