Proyecto Silva, el bosque indígena prospera

Iniciado por voluntarios en 2018 en el corazón del Tarn, Silva es un proyecto ciudadano de plantación de árboles para crear un bosque mediante el uso del método Miyawaki que favorece la biodiversidad.

 

Un año después de haber participado en su plantación, el equipo de la Klorane Botanical Foundation volvió al bosque del Tarn del proyecto Silva.

 

A pesar de la sequía del verano, sólo hubo un 5 % de pérdidas, y todas las especies plantadas han florecido. Los árboles crecieron, algunos superando los 2 m de alto tras sólo un año de crecimiento.
 
El bosque sólo tiene 9 meses, pero parece que tiene tres. La biodiversidad es muy prolífica: insectos variados, huellas de ciervo, jabalíes… Además, se han instalado colmenas. 

 

Según el creador del proyecto, es un auténtico éxito ecológico y ciudadano que debe llevarnos a preguntarnos acerca de nuestras prácticas, nuestro estilo de vida y el hecho de respetar el ritmo de la naturaleza. Yann Roques continua la aventura con un segundo proyecto en Valdériès, en el Tarn. Según el mismo método, se plantará un nuevo bosque en otoño de 2019.
 

 

 

 

Proyecto

Silva: Plantar un bosque indígena

Ayudar a un hombre a plantar un bosque indígena en Tarn.

Descubrir
Remontarse