Novedades del Jardín de las Ninfas, proyecto premiado Botany for Change 2018

Creado por la Klorane Botanical Foundation, el premio Botany for Change es un concurso destinado a los estudiantes de botánica, horticultura, arquitectura y paisajismo. Cada año, los participantes deben imaginar el Jardín urbano del mañana, un proyecto de vegetalización urbana que devuelve el verde al corazón de nuestras ciudades y nuestras vidas.
En 2018, el proyecto “Jardín de las Ninfas” imaginado para la ciudad de Marsella por Mathilde Clément y Nicolas Delporte, ha sabido seducir al jurado del premio Botany for Change.

¿Qué ha sido del Jardín de las Ninfas?

Nicolas Delporte, uno de sus creadores, ha ido al lugar un año más tarde para ver cómo evoluciona su proyecto “Jardín de las Ninfas”.
Una ocasión para impartir un taller con los jardineros del Servicio Espacio Verde de Marsella.
Sobre la base de la valorización de la biodiversidad mediterránea, este jardín cuenta con un importante componente ecológico, ya que utiliza un ingenioso sistema de cubetas para limitar el riego y las pérdidas de agua. 

 

Implantado en el Parc balnéaire du Prado de Marseille, el “Jardín de las Ninfas” permite sensibilizar al público sobre la riqueza de esta biodiversidad que hay que preservar a toda costa.

Observar continuamente y transmitir los conocimientos

Para garantizar la perennidad del “Jardín de las Ninfas” y asegurar la misión de Transmisión de la Fundación, este año se llevarán a cabo tres intervenciones sobre el terreno.
Para el primer encuentro, el martes 9 de abril de 2019, los jardineros y técnicos del Servicio Espacio Verde de Marsella, a cargo del mantenimiento del jardín, se reunieron para participar en el taller de Nicolas Delporte. 

Una primera comprobación positiva y pistas de mejora 

Este primer taller ha sido muy provechoso y ha permitido concluir que la elección de la variedad vegetal (plantas robustas y adaptadas al clima) y del sistema de cubetas ha sido muy juicioso: 

  • Los vegetales plantados son voluminosos y vigorosos, y algunos empiezan incluso a volver a sem-brarse de forma espontánea (lavandas, euforbias…). 

 

  • Ha podido observarse una fauna variada (pájaros, lagartijas, mariquitas…). 

 

  • El jardinero encargado de regar ha quedado sorprendido de la baja frecuencia con la que tiene que regar el jardín. 

 

  • En definitiva, el desamalezado consume más tiempo, debido sobre todo a la correhuela que invade ciertas partes del jardín. 

 

 

Nicolas Delporte ha elogiado la adaptabilidad, la asiduidad y el buen trabajo del equipo del Servicio Espacio Verde de Marsella.

 

 

El programa de los próximos talleres y el seguimiento del trabajo de los jardineros consistirá en mejorar las técnicas de desmalezado (aireando y drenando el suelo con la ayuda de arena y utilizando herramientas adaptadas); preparar el jardín para la sequía estival; y elegir qué plantas sustituir.
Se está estudiando también un nuevo sistema de etiquetado de plantas para satisfacer la demanda de un público curioso…

 

 

 

Para profundizar…

Remontarse